10 pistas funestas que indican que tu pareja podría estar a punto de romper contigo

No hay nada peor a nivel sentimental que llegar a casa un buen día para encontrarte con tu pareja anunciando de repente que quiere romper contigo. Ahora bien, ¿realmente es tan «de repente»? Existen muchas pistas sutiles que te pueden ayudar a detectar si tu media naranja prepara un «tenemos que hablar».

Si detectas realmente que se avecina una ruptura, los expertos en relaciones Destin Pfaff y Rachel Federoff explican, a través de Life Hackerque es mejor no apresurarse, preparar una charla seria con tu pareja, y aclarar las cosas.

Lo que te recomiendan es que no cortéis por lo sano así como así, sino que detectéis de forma educada y lo más concreta posible qué no funciona de la relación. De esta forma, podéis tener una segunda oportunidad para enmendar los problemas.

Eso sí: una segunda oportunidad no debe convertirse en oportunidades infinitas. Peligráis en caer en un círculo de repetición en la que el momento de romper se ha congelado, posiblemente por miedo a la soledad o a soltar un tipo de vida que era rutina.

Recuerda no empezar a preocuparte si tu situación coincide con una de estas señales. Existen otros artículos como este en Business Insider España. Echa un ojo a todos los indicios para conseguir una imagen más completa de lo que podría pasarle a tu pareja.

1. El pasado ya no es lo que era

«Ay, ¿te acuerdas de cuando…?». En la vida en conjunto es normal dedicar ratos a recordar experiencias pasadas con cariño. Ahora bien, si notas que tu pareja empieza a ver estos recuerdos con pesimismo, e incluso distorsiona lo que ocurrió para crear un final malo que no existía, algo va mal. Según explica la experta en relaciones Jess O’Reilly para Business Insider, o tu par quiere bronca gratuita (mala señal) o acaba de manifestar inconscientemente que está buscando pretextos para dejarte (peor aún).

2. De repente todos son demasiados cariños y regalos

Si notas que tu pareja se comporta de una forma demasiado cariñosa (según su nivel estándar) y que además este exceso de amor viene después de una época muy seca de su parte, posiblemente hay una ruptura en ciernes. Tal y como explica Paired Life, hay un concepto llamado culpa de la ruptura que surge cuando alguien ha decidido terminar su relación actual. Es posible que tu pareja haya decidido romper pronto, siente la culpa de esconder dicho acto a la espera de un buen momento y lo compensa con este cariño inquietante.

3. Ya no utiliza la palabra «nosotros»

A principios de 2021, una investigación sobre el mundo de las parejas analizó un millón de mensajes de casi 7,000 usuarios de Reddit asiduos de las comunidades sobre amoríos y consejos románticos. Se descubrió que hay una pista léxica que anticipa una ruptura 6 meses antes de que ocurra: la persona que va a dejar a la otra ya no dice «nosotros» para hablar de su vida en pareja, sino que dice «yo». Da a entender inconscientemente que su media naranja pronto dejará de formar parte de su día a día. Si notas ese cambio de vocabulario en tu par, sospecha.

4. Futuros diferentes

Si siempre habíais dicho que queríais tener niños, y de repente tu pareja declara que jamás querrá tenerlos, o insinúa esa posibilidad indirectamente, es posible que en su mente haya creado un futuro en el que no estés. En ese sentido, y ya en un plano más general, evita comprometerte con alguien con planes a largo plazo muy distintos a los tuyos. «No cambiará de opinión de repente», explica la casamentera profesional Stefanie Safran. «Y el problema no habrá desaparecido solo por haberlo ignorado».

5. Ningún futuro

Es una alternativa más funesta que la de arriba. Si tu pareja ya no se compromete a realizar planes a futuro contigo, puede estar manifestando que no quiere esforzarse en pensar sobre ello porque sabe que viene el final de la relación. «Es un indicio grave, pero es importante no sacar conclusiones precipitadas, hay que hablar primero con la pareja de forma tranquila», explica la consejera Kristie Overstreet. «Puede haber otros motivos detrás de ese comportamiento».



6. Un nombre nuevo se repite sin cesar

Conoces a todas las amistades de sus parejas. Te sabes sus nombres. Y, de repente, en cada conversación con tu pareja, esta no deja de repetir a una nueva amistad que desconoces. Si dicha persona no se deja ver en las quedadas sociales, y, según tu par, «es solo una amistad» pero intuyes que podría ser algo más, contempla la posibilidad de que ya ha aparecido el plan B para la fuga emocional.

7. Deja de tenerte en cuenta

«Cada uno debe ser su propio individuo, y pensar por sí mismo en todo momento», explica Caleb Backe, experto en bienestar y nutrición, a través de Bustle. «Pero si tu pareja deja de tenerte en cuenta para tomar decisiones individuales o en conjunto, puede indicar que ya no se siente cómoda contigo. Si el silencio se alarga mucho, esta desconfianza aumenta y puede acabar en ruptura».

8. Se producen amenazas menores

Empezáis a discutir por una chorrada. De repente la discusión aumenta y tu pareja suelta un «mira que si seguimos así te dejo aquí y ahora». Se da cuenta de la magnitud de lo que ha dicho, te pide perdón y lo convierte en una especie de broma. Si la amenaza de dejarte ha pasado de ser sorpresa a costumbre, es que seguramente está esperando al mejor momento para convertirlo en algo definitivo.

9. Eres un fastidio para tu pareja

«Es importante que cada persona tenga sus espacios y pueda pasar su tiempo con amigos y familiares», explica la terapeuta Julie Williamson. «Pero si notas que eres una persona más en su lista de gente con las que debe tratar, aclara tus preocupaciones porque puede haber algo». Williamson destaca la importancia de que ambos miembros de una pareja mantengan el mismo nivel de compromiso. De lo contrario la relación se quiebra.

10. Estáis en la fase de «vamos a esforzarnos» pero nada avanza

Finalmente, es posible que ambos os hayáis dado cuenta de que la relación no funcionaba y habéis debatido sobre si seguir o no. Habéis decidido esforzaros… pero notas que tu pareja no está cambiando para permitir que siga vuestra relación. La psicóloga Mariana Bockarova explica para LifeHacker que ya no hay mayor punto de no retorno que este: «Es obvio que el problema no se va a resolver. Si tu pareja no se atreve a dar el paso, hay peligro de entrar en un círculo vicioso. Escucha a tu instinto, toma tu decisión y habladlo de forma respetuosa».

Daniel Cáceres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *