8 ideas para decorar tu furgoneta camperizada

La pandemia hizo que se pusieran aún más de moda las caravanas y furgonetas camperizadas. Era una manera de poder moverse por el país a diferentes lugares cuando todavía no se permitían vuelos u otros medios de transporte.

Muchas personas aprovecharon el confinamiento para ponerse manos a la obra con el proyecto de su furgoneta, que tenían aparcado por falta de tiempo, y consiguieron un nuevo hogar sobre ruedas. 

La utilidad de estos nuevos medios de transporte totalmente equipados es innegable y las posibilidades para hacerlo totalmente tuyo y adaptado a tus necesidades son casi infinitas.

Ejemplo de ello son las chicas de Uphill Adventure. En su web cuentan paso a paso cómo han ido creando su furgoneta camperizada, consejos y viajes que han hecho con ella, toda una inspiración si estás empezando en este mundo.

Así que, si también te has unido a la comunidad de casas sobre ruedas, estas ideas de decoración pueden inspirarte para dejarla increíble:

1. Las tendencias de casa también en la carretera

Sí, 2022 ha sido el año de los materiales naturales, la rafia, el minimalismo y los colores neutros, así que, ¿por qué no llevarlo también a tu furgoneta camperizada?.

Va a aportar luminosidad y sensación de amplitud y eso es algo que se agradece mucho en un espacio tan reducido. Apuesta por tonos claros y madera, con detalles en ratán, esparto y tonos nude.

2. Los complementos importan

Del mismo modo que en casa pones una alfombra para sentirte cómodo en algunos espacios y poder caminar descalzo, hazlo en tu nueva mini vivienda.

Le dará muchísima personalidad y te aportará mucha comodidad. Y, de cara a los meses más fríos, es la opción perfecta.

3. Aprovecha el espacio

Existen muchos tamaños de furgoneta y no en todos puedes utilizar los mismos recursos, pero sí puedes adaptar el espacio al máximo. Una de las cosas que siempre debes tener en cuenta es que todo lugar es susceptible de tener un cajón, cajonera o armario.

En el caso de la foto que ves a continuación, hay almacenaje debajo de los asientos, de la cama, de la encimera de la cocina y de la torre de la izquierda. Además hay varios armarios en suspensión. 

 

Este es un ejemplo de una furgoneta más pequeña, en la que casi solo hay espacio para la cama. No hay problema, deja la cama en alto y utiliza el espacio de debajo para dejar zaparos, cestos o cajoneras por el interior.

Otro ejemplo son las baldas, separadores… En este caso, los que no tienen puerta están protegidos con una cuerda para evitar que salgan disparados durante la conducción, ¡atento a estos detalles!

4. Los extraíbles serán tus mejores aliados

En el punto anterior se hablaba de optimizar el espacio para estar a gusto en la caravana, pero no siempre tiene que ser dentro de ella.

Si eres de las personas que para unos días en un mismo lugar, una opción muy buena es aprovechar los muebles extraíbles hacia el exterior. En este caso, por ejemplo, para cocinar.

Después, puedes tener un armario para almacenar, una mesa plegable y 2 taburetes. ¡No necesitas más!

5. Un mini aseo

Muchas veces, las furgonetas camperizadas no permiten un espacio para el baño y ya el hecho de poner una ducha portátil es toda una odisea.

Pero, si te centras en darle un uso de aseo, una idea buenísima puede ser utilizar la puerta trasera de la furgoneta. En la imagen de arriba, además, tiene un toque muy cuidado con los azulejos y la madera, y unos ganchos para toallas.

6. Si quieres orden y tranquilidad, apuesta siempre al blanco

No hay un color que aporte más claridad y más sensación de limpieza que el blanco. Combínalo con tonos naturales, como una madera clara, y no sobrecargues el espacio.

Es la receta perfecta para conseguir más luz en un entorno más sobrio. Perfecto si eres una persona que aún no sabe si se va a adaptar bien a los espacios pequeños. 

7. Y si eres amante del color… ¡A por él!

Hay infinidad de posibilidades para aportar color a un espacio sin sobrecargarlo y la imagen de arriba es un gran ejemplo.

Blanco, verde y madera con colores claros y neutros, y una alfombra que aporta personalidad. Este es un claro ejemplo de que decorar una furgoneta camperizada no tiene límites y no tienen por qué ser todas iguales.

8. Disfruta del exterior cuidando los detalles

Tan importante es cuidar el interior de tu camper como el exterior. Un muy buena idea son unas telas para proteger el interior de insectos y bichos.

Pero, además, piensa en esos detalles útiles que necesitas para comer. Por ejemplo, una mesa plegable o unos taburetes o sillas —mejor con respaldo para que sea más cómodo—.

Lleva mantas para las noches en las que refresque y algún cojín de exterior por si necesitas un plus de comodidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.