Este coche deportivo se convierte en avión en menos de 3 minutos y supera los 225 kilómetros por hora

Un híbrido de coche y avión, que puede transformarse de coche deportivo en aeronave en menos de 3 minutos, ya puede volar.

El AirCar, desarrollado por Klein Vision, recibió en enero el certificado de aeronavegabilidad de la Autoridad de Transporte de Eslovaquia.

La certificación llegó tras 75 horas de vuelos de prueba, con más de 220 despegues y aterrizajes realizados.

Un equipo de hasta 8 personas ha estado trabajando en el prototipo desde 2017, según el cofundador de Klein Vision, Anton Zajac, sumando en conjunto unas 100.000 horas de trabajo.

El AirCar realizó su primer vuelo interurbano en junio del año pasado, volando desde el aeropuerto de Nitra duró 35 minutos.

Tras aterrizar, el AirCar se transformó en un coche deportivo y fue conducido por Zajac, junto al inventor del AirCar, el profesor Stefan Klein, hasta el centro de la ciudad.



El AirCar no está limitado únicamente a los aeródromos. Puede despegar y aterrizar en cualquier lugar siempre que el propietario de la finca dé su permiso, según Zajac.

El modelo actual puede recorrer hasta 595 kilómetros a una velocidad de crucero de 225 kilómetros por hora. Según Zajac, el nuevo modelo de producción tendrá una autonomía de unos 1.000 kilómetros.

El AirCar lleva un motor BMW de 1,6 litros y funciona con el combustible que se vende en cualquier gasolinera.

El vehículo híbrido está equipado también con un paracaídas balístico en caso de incidente de emergencia o fallo del motor.

El modelo pesa 1.100 kilogramos y tiene capacidad para 2 personas. Zajac ha revelado a ‘Business Insider’ que la empresa tiene previsto lanzar un modelo de 3 plazas, así como una versión anfibia.

Dado que el vehículo es una aeronave de pleno derecho, cualquier persona que lo vuele necesitará una licencia de piloto.

Según Zajac, la certificación es un «gran hito»: no solo por sacar adelante un coche volador que cumple la normativa de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), sino también por sentar las bases para la producción en serie de vehículos de doble uso.

El AirCar tiene un certificado compatible con la EASA, lo que significa que puede volar en cualquier país de la Unión Europea con la aprobación de las autoridades locales. Zajac afirma a ‘Business Insider’ que la empresa también está solicitando la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos.

«Estamos planeando introducir un servicio de taxi con el AirCar» y ha añadido que la compañía espera animar a alrededor del 5% de los propietarios privados de las 220.000 avionetas que operan en EEUU a pasarse al AirCar.

Dependiendo de factores como la aviónica —los sistemas electrónicos de control de vuelo instalados en un avión—, comprar un AirCar costará entre 500.000 y 1 millón de dólares (440.000 y 880.000 euros).

Zajac ha revelado que la empresa ya ha empezado a recibir pedidos de clientes y espera iniciar las entregas a finales de 2023.

Abby WallaceBusiness Insider

Deja una respuesta