La justicia concede 10 semanas adicionales de prestación por maternidad a una familia monoparental: la sentencia afirma que así el menor no sufrirá discriminación

Las mujeres que forman una familia monoparental tienen derecho a disfrutar de 10 semanas adicionales de permiso por nacimiento de un hijo.

Así lo consideran 2 sentencias recientes del Juzgado de lo Social nº4 de Santander, que en ambos procedimientos ha extendido el permiso a estas madres.

Hay que tener en cuenta que actualmente el permiso por nacimiento o adopción es de 16 semanas, y que esto se aplica tanto a las madres como a los padres.

Sin embargo, existen excepciones en las que el período de tiempo puede ser mayor. En estos 2 casos en concreto se busca la protección del menor.

Según detallan ambas sentencias, en caso de que estas madres tuviesen el permiso habitual de 16 semanas, los menores podrían resultar discriminados en comparación con los de las familias biparentales.

Esto se debe a que una familia biparental puede alternar las semanas de permiso entre los progenitores, llegando así a las 26 semanas, por lo que tendrían 10 más que estas madres.

Ambas demandantes pedían que sus permisos se extendiesen 16 semanas más, es decir, justo lo que le correspondería al otro progenitor en caso de hacerlo.

Pero el magistrado decidió dejar la extensión del permiso en 10 semanas, pues al llegar a las 32 tendrían más tiempo que una familia biparental.



Discriminación de los menores de una familia monoparental

Para entender las justificaciones de la sentencia hay que acudir a la Ley sobre Tratados y Acuerdos Internacionales.

Esta norma establece que los derechos del niño prevalecen sobre cualquier ley del ordenamiento jurídico interno de un país.

Por lo tanto, el magistrado considera que la única forma de respetar los derechos del menor en este caso es equiparando el permiso por nacimiento de las familias monoparentales y biparentales, pues de otro modo sufriría una discriminación.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, que es la entidad demandada, argumentó en el procedimiento que el permiso por nacimiento de 16 semanas se hizo para equiparar los derechos de hombres y mujeres, y no para el interés del menor.

Pero según el juez, esta motivación no quita que en ciertos casos se produzca una situación discriminatoria para los niños que debe ser resuelta.

Por último, se debe tener en cuenta que ambas sentencias podrían ser recurridas en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Enrique Fernández

Deja una respuesta