En los últimos años el periodismo ha atravesado una grave crisis económica, reputacional y de confianza. Los medios de comunicación han perdido su autoridad ante un público alarmado ante las fake news y, sin embargo, el cuarto poder es hoy más importante que nunca para mantener una sociedad libre y democrática.

Aunque hay quien se ha olvidado de que el periodismo es el perro guardián de los ciudadanos y no el faldero de los líderes económicos y políticos, todavía quedan unos pocos que siguen creyendo en el poder de la verdad y es, precisamente, esta especie en extinción, la que garantizará el futuro de los medios.



Puede que la industria esté cambiando su forma, pero su fondo nunca lo ha hecho porque el buen periodismo no se rige por intereses, por dinero o por clics, sino por salvaguardar el derecho a la información.

Por ello, para refrescar la memoria de quienes han perdido el norte en este tiempo de mentiras, les ofrecemos 10 películas que ilustran con fidelidad el trabajo periodístico (bueno y malo).

1. Todos los hombres del presidente (1976)

Robert Redford y Dustin Hoffman dan vida a Bob Woodward y Carl Bernstein, dos jóvenes periodistas del diario The Washington Post que en 1972, tras indagar en lo que, en un principio es un allanamiento a la sede el Partido Demócrata, descubren una trama sin precedentes que desembocaría en el “caso Watergate”.
Unas estelares actuaciones de dos mastodontes de la gran pantalla que reflejan de manera fidedigna el mejor periodismo que busca incansablemente la verdad, a pesar de las dificultades, sin miedo a enfrentarse a los grandes poderes del Estado.

2. Ciudadano Kane (1941)

Aunque en su momento, Orson Welles no obtuvo el reconocimiento que merecía, esta obra de arte cinematográfica ha marcado un antes y un después en el cine. Inspirándose en la vida del magnate de los medios de comunicación William Randolph Hearst, Welles refleja la investigación de un grupo de periodistas para descubrir el misterio de la última palabra pronunciada por Charles Foster Kane antes de morir.

3. El desafío: Frost contra Nixon (2008)

Esta película debería ser una asignatura obligatoria en las facultades de ciencias de la información. Las entrevistas que el periodista británico David Frost hizo al presidente Richard Nixon tras estallar el caso Watergate son un ejemplo de periodismo en estado puro.

4. Matar al mensajero (2014)

Basada en una historia real, esta película sigue el trabajo de investigación del periodista del San Jose Mercury-News Gary Webb, sobre las conexiones de la CIA con el tráfico de drogas.

5. Luna Nueva (1940)

También hay espacio para la comedia en el periodismo y así lo demuestra este film que derrocha comicidad con un espectacular Cary Grant interpretando a un editor de periódico que hará lo necesario para retener a su mejor reportera que pretende abandonar la redacción para casarse y formar una familia.

6. Los archivos del Pentágono (2017)

Los dos referentes del periodismo mundial The New York Times y The Washington Post dan una lección de periodismo en esta película que es una verdadera oda a la libertad de expresión que firma Steven Spielberg.

De la mano de la siempre espectacular Meryl Streep y de Tom Hanks, el filme se adentra en la difícil decisión de sacar a la luz documentos clasificados en los que se descubrían los escándalos que durante 40 años los sucesivos gobiernos habían ocultado.

7. Spotlight (2015)

Reconocida con un Oscar a la mejor película, Spotlight refleja la investigación de un grupo de periodistas del diario The Boston Globe sobre los abusos a menores en la Iglesia Católica en Massachussets durante 40 años. Es una de las cintas que mejor refleja los valores del buen periodismo.

8. El precio de la verdad (2003)

Este tipo de historias son tan rocambolescas y tan contrarias a los principios de la profesión que, cuando ocurren, generan un interés y un asombro desmedidos.

El precio de la verdad cuenta la historia de Stephen Glass, un periodista que, tras llegar a ser director de The New Republic, vio cómo su carrera caía en picado al descubrirse las numerosas historias inventadas que había publicado como reales.

9. Ausencia de malicia (1981)

Aunque no es la mejor película sobre la profesión, sí es interesante el reflejo de las a veces borrosas fronteras entre el periodismo y el poder político y cómo este utiliza a la prensa para velar por sus propios intereses incluso a base de mentiras.

10. Veronica Guerin (2003)

A pesar de que esta película peca de comercial, muestra los peligros que afrontan los periodistas en todo el mundo cuando tratan de buscar la verdad en mundos oscuros. En este caso, Veronica Guerin es una periodista irlandesa que, en los años 90, investiga redes de narcotráfico, un trabajo que le cuesta la vida

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *