«En los 90, ser una ‘pornstar’ era totalmente diferente. Las chicas estaban más valoradas. No había muchas que quisieran ganarse la vida de esta forma, por lo que los productores trataban con mucho más respecto a las actrices que ahora. Era como grabar una película convencional, te llamaban el día anterior para preguntarte qué querías comerContinue Reading