La pornografía se ha ubicado en un lugar erróneo que sirve de ‘educación’ sexual para hombres jóvenes que ven una realidad distorsionada de lo que deberían ser las relaciones sexuales con sus parejas. Y es que, con esas lecciones aprendidas, poco margen queda para la escucha, los deseos y los juegosContinue Reading