5 ventajas didácticas de usar audiolibros

Los audiolibros llevan varios años en auge en nuestro país. Además de poder combinar su escucha con otras actividades, aportan algunas ventajas didácticas que repasamos a continuación.

Los audiolibros llevan un ritmo ascendente en cuanto a escuchas. En los últimos años se está viviendo un importante auge en nuestro país, pero hace mucho tiempo que triunfan en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos e Inglaterra. Sin embargo, a pesar de las mejoras que están sufriendo en cuanto a precios y calidad del sonido, todavía hay muchas personas reticentes a ellos.

No hay que confundir un audiolibro con la voz mecánica de algunos programas de ordenador, sino que son grabados con emoción y en ocasiones también efectos que aportan mucho a la historia para que no sea una escucha demasiado pasiva.

Las ventajas de los audiolibros son numerosas para algunas personas, como las que sufren problemas en la vista, de atención o dislexia. Sin embargo, en el Observatorio de Innovación Educativa han detectado que aporta una serie de beneficios didácticos a cualquiera que los utilice.



Toma nota de estas 5 ventajas didácticas:

  • El aprendizaje de nuevas palabras es mayor y pueden ser de gran ayuda a la hora de exponerse a una lengua distinta o para profundizar en la propia.
  • Combinar el audiolibro con el texto escrito al estudiar es doblemente ventajoso y estimula distintas partes del cerebro.
  • Es un método de aprendizaje recomendado para personas con problemas de memoria u otros relacionados con la lectura.
  • Quienes sufren dislexia o problemas para concentrarse encuentran un modo más agradable y menos costoso de acceder a contenido didáctico.
  • Es otra vía de aprendizaje con la que se aprende a manejarse aparte de los libros y que puede combinarse con otras actividades, como hacer deporte.

Por todo esto hay que recordar que los audiolibros no son solo para escuchar novela o ensayo, también son una importante herramienta de aprendizaje. Quizá va siendo hora de que des el salto.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *