Apuntes sobre la red de redes
Archivo
Apple saca del horno una IA de código abierto que se ejecuta directamente en el dispositivo

Apple saca del horno una IA de código abierto que se ejecuta directamente en el dispositivo

Apple lleva trabajando desde hace tiempo en la inteligencia artificial (IA), pero sus esfuerzos en este ámbito han sido hasta ahora más bien silentes. Sin embargo, la empresa de la manzana ha decidido irrumpir por fin en el campo de batalla de la IA y lo ha hecho con toda la artillería. Los de Cupertino acaban de levantar el telón de ocho modelos de lenguaje grande que forman parte de la familia OpenELM (Open-source Efficient Language Models) y que como su propio nombre indica, son de código abierto.

Los modelos de IA de Google están disponibles para su descarga desde Hugging Face Hub, una plataforma para compartir código de IA. Y como era de esperar en una compañía como Apple que lleva la disrupción fuertemente imbricada en el ADN, parece que la empresa liderada por Tim Cook quiere aproximarse a la IA de una manera radicalmente diferente a rivales como OpenAI o Google.

OpenELM es una IA que está especialmente optimizada para los potentes chip M agazapados en las entrañas de los dispositivos de Apple. Y a diferencia de los modelos de otras compañías, los modelos integrados en OpenELM procuran cobijo a sustancialmente más material, incluyendo una guía completa para entrenarlos utilizando datos disponibles de naturaleza pública. La familia OpenELM incluye asimismo protocolos de entrenamiento y configuraciones preinstaladas.

La IA de Apple echa anclas en un entrenamiento ético y legal

De acuerdo con los análisis iniciales, los modelos de IA de Apple son al menos un 2,36% más precisos que otros modelos de lenguaje grande lanzados con anterioridad. Y se ufanan además de requerir menos entrenamiento que otros modelos similares. Al ser modelos de código abierto, Apple espera que ello ayude a acelerar la investigación nacida al calor de OpenELM para que su IA agasaje al usuario con resultados más confiables.

La familia OpenELM es el primer paso para el desembarco de la IA en los dispositivos de Apple. Los modelos integrados en OpenELM no están necesariamente a merced de una conexión constante a servidores en la nube y están diseñados específicamente para poder ser ejecutados directamente en los dispositivos, lo cual se traduce en tiempos de respuesta más rápidos y en una mayor privacidad para el usuario.

OpenELM solo se conecta en realidad a la nube si precisa ejecutar funciones más complejas. De esta forma, Apple pretende evitar que su IA se nutra de contenido potencialmente protegido con «copyright». Los nuevos modelos de IA de la compañía de Cupertino se precian de ser entrenados siguiendo preceptos tanto legales como éticos.

Para evitar eventuales controversias derivadas del entrenamiento de sus modelos de IA, Apple habría adquirido además licencias para poder utilizar legalmente en OpenELM los contenidos de grandes grupos mediáticos con Condé Nast. Está claro que el enfoque que Apple ha elegido para tirarse a la piscina de la IA es radicalmente diferente del de sus rivales y su amplísima base de usuarios le ayudará indudablemente a descollar entre la multitud en este ámbito de actividad.

Esther Lastra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *