¿El que avisa no es traidor? Netflix liquida la tarifa básica sin anuncios en Canadá

Netflix sigue descolgándose con novedades, que no resultan necesariamente del agrado de su comunidad de usuarios. Tras poner punto y final a las contraseñas compartidas el pasado mes de febrero, la plataforma de vídeo en streaming ha sorprendido a propios y extraños suprimiendo por completo en Canadá su tarifa básica sin anuncios.

Según ha confirmado un portavoz de Netflix a CTV News, el plan básico sin publicidad, que tiene en España un coste de 7,99 euros, ya no está disponible para los nuevos suscriptores de la compañía en Canadá.

Aunque se trata de una medida que afecta por ahora única y exclusivamente al mercado canadiense, hay quienes observan en ella un eventual aviso para navegantes. Y estaríamos, por ende, ante la antesala de lo que podría estar por venir en otros países, máxime cuando hablamos de Netflix, que no da puntada sin hilo y suele utilizar algunos mercados a modo de laboratorio antes la implementación masiva de sus novedades.

Quienes ya tienen contratado el plan básico sin anuncios podrán continuar beneficiándose de esta tarifa con normalidad. Así y todo, si toman la determinación de clausurar su cuenta o cambiar a otro plan, ya no tendrán la posibilidad de contratar el plan básico sin publicidad.

El plan básico sin anuncios cuesta 9,99 dólares en Canadá

Los usuarios de nueva hornada de Netflix no podrán contratar el plan básico sin anuncios y quienes ya sean suscriptores de Netflix y deseen cambiar a esta tarifa tampoco podrán hacerlo «en un futuro cercano».

En Canadá el plan básico sin anuncios tiene un precio de 9,99 dólares canadienses, mientras que el plan básico con anuncios tiene un coste de 5,99 dólares, el estándar cuesta 16,49 dólares y el premium tiene un valor de 20,99 dólares.

Con la eliminación del plan básico sin anuncios Netflix aboca a sus suscriptores a elegir entre el contenido entreverado de publicidad a menor coste que constituye el plan básico con anuncios o decantarse por una tarifa más onerosa de lo inicialmente previsto. No obstante, la supresión de la tarifa básica sin publicidad de Netflix parece favorecer claramente el plan básico con anuncios de la plataforma de vídeo en streaming, que tiene a todas luces un efecto balsámico en las finanzas de la compañía liderada por Ted Sarandos y Greg Peters.

En Estados Unidos, sin ir más lejos, el plan básico con anuncios se tradujo en más ingresos por usuario que el plan estándar durante el primer trimestre de 2023. Y eso que al otro lado del charco el plan estándar (15,49 dólares) cuesta más del doble que el plan básico con anuncios (6,99 dólares).

Razón de más, por lo tanto, para que Netflix quiera liquidar sus tarifas más económicas sin anuncios en favor de su altamente rentable plan con publicidad.

Esther Lastra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *