Mi pareja mira más al móvil que a mí: ¿qué puedo hacer?

Si tu pareja mira más al móvil que a ti, es hora de actuar. En este artículo te contamos algunas estrategias que puedes adoptar para que la situación cambie.

La tecnología ha tenido un impacto significativo en el modo en que las personas se relacionan. Incluso en el ámbito de la pareja, el uso de aparatos electrónicos puede influir de forma positiva o negativa. Por ejemplo, puede ayudarles a estar conectados en caso de que tengan que mantener la relación a distancia. Pero, también podría convertirse en un problema, como ocurre cuando tu pareja mira más al móvil que a ti.

Esta situación puede ser motivo de disputas entre la pareja, ya que implica ignorar al otro. Si no se toman algunas medidas, es posible que los conflictos sigan escalando. En algún punto, la relación podría volverse insostenible, produciéndose la ruptura.

“Phubbing”: cuando tu pareja mira más al móvil que a ti

¿Sientes que tu pareja no te presta atención por estar revisando el móvil? Entonces es probable que seas víctima de phubbing.

Este anglicismo es una combinación de las palabras snubbing (‘despreciar’) y phone (‘teléfono’). Se utiliza para hablar de un fenómeno en la comunicación, cuando una de las partes invierte más atención en el teléfono que en la conversación. Esta problemática se vuelve cada vez más común en la sociedad actual, en la que la tecnología juega un papel importante.



En este sentido, el phubbing puede aparecer en una buena cantidad de situaciones. Un estudio sobre el uso del teléfono y la satisfacción con la pareja demostró que el phubbing disminuye el bienestar.

Aquellas personas que informaron de mayores niveles de phubbing, también se sentían menos satisfechos con su relación. Asimismo, se observaron síntomas de estrés, ansiedad y depresión en ellas (González-Rivera, Segura-Abreu y Urbistondo-Rodríguez, 2018).

De modo similar, Ergün, Göksu y Sakız (2020) presentaron un trabajo sobre la relación del phubbing con ciertas variables psicométricas. El equipo encontró que esta conducta se asocia de forma positiva con ansiedad, depresión, somatización, soledad y hostilidad.

Si tu pareja mira más al móvil que a ti, lo más aconsejable es tomar cartas en el asunto. De esta manera, evitarás que se vuelva algo más grave de lo que era en un principio. Recuerda que puedes evitar o salir de muchas crisis si actúas antes de que estas se agudicen.

¿Qué hacer si mi pareja mira más el móvil que a mí?

El phubbing no es algo que deba tomarse a la ligera. Tanto en el ámbito de pareja, como fuera del mismo, esta manera de distribuir la atención ha terminado de manera directa o indirecta con muchas relaciones, al incidir directamente en la comunicación.

Por lo tanto, si se da, es hora de que empecemos a tomar medidas para cambiarlo.

1. Habla con tu pareja

Lo primero que deben hacer es confrontar la situación de manera pacífica, así que es necesario tener una conversación. Asegúrate de explicar bien cómo te sientes respecto a lo que pasa en un momento y lugar adecuado. Así, lo más recomendable es que sea una conversación cara a cara en un espacio silencioso e íntimo sin ninguna distracción.

Siguiendo esta línea, esta charla puede ayudarnos a identificar algunos problemas que quizá no habían notado antes. Tal vez descubras que la rutina es la causa del problema o que tu pareja mira más al móvil como una forma de esquivar la comunicación.

2. Pacta dejar el teléfono a un lado

Con frecuencia, la gente tiene la costumbre de entablar conversaciones en paralelo a través del teléfono. Oyen, y no escuchan, mientras teclean. Así, en un lado y en otro contestan de manera automática, hasta que perciben algún estímulo diferencial. De esta manera, se pierden detalles, matices.

Una manera de evitarlo es dejar el teléfono con la pantalla para abajo en la mesa o dejarlo en el bolso de la chaqueta. Así, en las conversaciones cara a cara, la pantalla mejor apagada. De esta manera, evitaremos problemas de comunicación.

3. Limita el uso de tecnología

Hoy en día, la tecnología se encuentra presente en casi todos los espacios de la vida humana. Las personas acostumbran usar sus dispositivos hasta cuando llega la hora de dormir, lo cual puede ser perjudicial. Por ese motivo, es fundamental establecer ciertas reglas respecto al uso de internet y móviles.

Un ejemplo sería acordar con tu pareja no llevar tablets o teléfonos al dormitorio. Es útil tener en mente que la alcoba es un espacio íntimo que ambos comparten. Así, estar mirando los aparatos puede arruinar la importancia que tiene la intimidad en su relación.

4. Organiza actividades “libres de pantallas”

A veces el aburrimiento o la rutina puede ser un factor clave para la aparición de dificultades en la comunicación. De este modo, la solución pasaría por reservar momentos para compartir en pareja sin tecnología.

Esto no solo ayudará con el problema de que tu pareja mira más al móvil que a ti, sino que reforzará el vínculo. Pasar unos días agradables haciendo algo que os divierta.

5. Considera acudir a terapia

En ocasiones, existen motivos más profundos y complicados para algunos problemas dentro de las relaciones de pareja. La mejor forma de proceder en esos casos, si ambas partes están de acuerdo, es buscar ayuda profesional. Los terapeutas de pareja poseen recursos y técnicas que permiten explorar cualquier conflicto que haya en la relación.

En este sentido, la terapia no solo serviría para abordar el phubbing, sino también para otros objetivos. Por ejemplo, es posible que os deis cuenta de que es hora de clarificar vuestro horizonte como pareja.

Por último, ten en cuenta que, si tu pareja mira más al móvil que a ti, no es razón para minusvalorarte. Hay quienes llegan a pensar que quizá el problema se deba a que no son lo bastante “atractivos” para el otro. Si tienes ese tipo de pensamientos, es importante que reflexiones sobre tu autoestima y sobre cómo te percibes.

Ebiezer López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *