Skip to content

El día en el que unas vacas de Oregon cortaron la red de Google

El equipo de Google ha estado entretenido, a la par que sorprendido, debido a unas pequeñas interrupciones que ocurrían en la red que da servicio en Oregon. La razón que se escondía tras esos incidentes se trataba de unas vacas.

A pesar de su enorme escala, Google casi nunca se cae. La tecnológica tiene equipos y sistemas avanzados para localizar hasta el más mínimo obstáculo, su forma de prevenir problemas mayores.

Sin embargo, recientemente el equipo de Google ha estado enfrascado en un misterio: pequeñas interrupciones de su red. Estas se han producido en una parte de la red de Oregón (EEUU), donde la compañía construyó su primer centro de datos.

Urs Hölzle, un alto cargo de la firma y el genio que es el responsable de la infraestructura de la tecnológica, ha desvelado el misterio. Este directivo ha sido capaz de construir la red de Google, así como la estructura de su nube. Ambas están diseñadas a prueba de balas.

Pero en esta ocasión, unas vacas han originado las citadas interrupciones. 



Las vacas estaban pastando en una zona sobre la que transcurren los cables de fibra de alta velocidad de Google. Uno de esos hilos se descolgó y cayó en la tierra, así que, prácticamente cada vez que los animales lo pisaban, tenían lugar las incidencias. 

La historia de las vacas revoluciona Twitter

Hölzle compartió la historia en un hilo de tuits:

“Lo que faltaba: ¿sabíais que las vacas pueden causar interrupciones en la red? No os riáis, nos ha pasado. Así es como empezó todo: hace poco, detectamos sucesivas incidencias en unos cables de fibra de alta velocidad de Oregón. Los hilos de fibra están tendidos en el aire sobre una estación eléctrica. Esa estructura tiene una baja fiabilidad porque puede estropearse por las tormentas, árboles, hielo y cazadores ocasionales”.

“Pero en esta ocasión, nos hemos encontrado algo nuevo: el cable de fibra se ha caído al suelo, aunque seguía funcionando bien. Sin embargo, últimamente un granjero llevaba a una zona cercana a pastar a sus vacas. Y, cada vez que estas pisaban los hilos, los doblaban tanto que causaban unos pequeños cortes”. 

“Si no me creéis, aquí tengo una foto en la que se ve la situación: el tendido eléctrico, la fibra en el suelo y la vaca al fondo. Siempre hay una primera vez para todo”.

Por supuesto, lo más gracioso ha sido la repercusión que la historia ha tenido en TwitterAlgunos usuarios de la red social empezaron a compartir sus incidentes en la red, también causados por vacas, elefantes o llamas, algo que ocurre frecuentemente en Bolivia, Chile, India o Sudáfrica. También contaron historias sobre perros y gatos que muerden cables.

Mucha gente inundó la red social con bromas y con juegos de palabras. De momento, Urs Hölzle no ha contestado a las preguntas de Business Insider.

*Artículo original publicado en Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Designed using Magazine News Byte. Powered by WordPress.