Porno con sabor a fruta: una pera protagoniza un sexy «striptease» en este orgásmico spot

La cadena alemana de hipermercados Kaufland ha decidido hincar el diente al «food porn» (ese que tanto éxito tiene en las redes sociales) inaugurando simultáneamente una nueva y sabrosa variante: el «fruit porn».

Con «Fruits of Love», un concupiscente spot capaz de encender la libido del espectador, Kaufland quiere subrayar la frescura de sus frutas y verduras (capaces de provocar auténticos orgasmos en aquellos que tienen a bien pegarles un mordisco).

El anuncio, de 80 segundos de duración, se abre con un joven de torso primorosamente cincelado preparándose un sustancioso desayuno en compañía de su gato. Sin embargo, no es él el que despierta la lujuria en el espectador.

Lo más interesante (al tiempo que erótico) ocurre en el spot cuando el joven, consciente de que se ha quedado sin leche, abandona su vivienda para comprar más.

La atmósfera del anuncio se torna entonces increíblemente lasciva por culpa de una pera que, colocada sobre la encimera de la cocina (y aparentemente poco vistosa segundos antes), comienza de repente a desnudarse.

Su «striptease» no pasa inadvertido en modo alguno a ojos del resto de alimentos que la rodean. Los tomates comienzan a su sudar, las mazorcas de maíz explotan y expulsan palomitas de sus entrañas y los pimientos sufren taquicardias.

Cuando la pera concluye su explosivo «striptease», las frutas y las verduras que han asistido a semejante espectáculo no pueden más, explosionan y dejan la cocina convertida en una gigantesca ensalada.

El anuncio, que lleva la rúbrica de la agencia in-house de Kaufland, ha sido producido por Sterntag Film y dirigido por Lars Timmermann.

La música cuyos acordes impregnan el spot fue, por su parte, compuesta ad hoc por la compañía Yessian Music.

Junto al anuncio, que fue filmado durante un par de días en Bucarest (Rumanía), Kaufland ha lanzado un «microsite» en el que presenta a su nutrido surtido de frutas y verduras como si fueran las protagonistas de una película.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *