Vuelta a los 70: expertos auguran turismo familiar, en coche y de proximidad

Es más que probable que el turismo jamás vuelva a ser lo que era: los principales expertos auguran un cambio radical de sistema y el retorno a un modelo de proximidad, familiar y que beneficiará al rural y a los pueblos más cercanos.

Los menos benjamines recordarán cómo era el turismo de hace medio siglo: preparar bocatas y táperes, pelotas hinchables y sombrillas e ir a pasar el día a la playa en familia, volver al pueblo para pasar el mes de agosto o hacer una excursión por la montaña. Como sucede hasta con las hombreras, todo vuelve, y la irrupción de la pandemia a nivel global podría propiciar que el turismo gire 180 grados y el sistema adopte un modelo similar al de los años setenta, tal y como han explicado a la agencia EFE expertos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Especialistas como el director del programa de Turismo de la UOC, Joan Miquel Gomis apuntan a que es una oportunidad para cambiar de chip. “Sería positivo que esta experiencia sirviera para un cambio de mentalidad en la forma de movernos por el mundo”, huyendo de la hiperglobalización y la masificación que imperaban hasta hace poco, apostando por un turismo responsable, sostenible y de proximidad, que de valor a nuestros pueblos y sea respetuoso con la naturaleza.

Vaticinan que esta emergencia sanitaria que parece no tener fecha de caducidad tendrá un profundo impacto psicosocial el el ámbito turístico: las personas extremarán su preocupación por la seguridad, alterarán su orden de prioridades y serán más prudentes, reduciendo los desplazamientos de larga distancia. Un posible cambio será la debacle para las aerolíneas y el refuerzo de los viajes locales en coche.



El profesor de los estudios de Economía y Empresa de la UOC y experto en turismo, Pablo Díaz, cree que la gente tomará conciencia de que “el turismo ha sido uno de los principales transmisores del virus”, lo que podría derivar en turismo más responsable y “respetuoso” con las comunidades locales. El experto advierte de intereses para evitar un cambio hacia un turismo menos agresivo y masificado: habrá corporaciones que querrán reactivar rápidamente el sistema con campañas de consumo masivas. 

En el caso del turismo español, Joan Miquel Gomis vaticina un traspaso natural de la llegada extranjera hacia los viajes de proximidad para tratar de suavizar las pérdidas. Pablo Díaz coincide también en cambio de paradigma que podría inspirar la pandemia, augurando un retorno al turismo de los setenta: uso del transporte privado, componente familiar y uso de segundas residencias o desplazamientos cortos y de carácter regional. El detonante será la conciencia de salubridad e higiene contra las enfermedades, que evolucionará en conciencia colectiva a favor de la sostenibilidad.

Gomis y Díaz señalan a las compañías aéreas como principales perdedroas del nuevo modelo turístico, que depositará más peso en pueblos y zonas rurales que en las grandes ciudades. Pese a todo, este año la demanda será significativamente más baja. Los precios no subirán ya que el secotr deberá adaptarse a la importante pérdida de poder adquisitivo al que deberán hacer frente los españoles por la crisis económica de la Covid-19.

Vía: TicBeat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *