¿Y si las aburridas hipotecas practicaran el Kama Sutra? No se pierda esta tórrida campaña

Habito, una compañía británica especializada en hipotecas (más bien en ayudar a sus beneficiarios en el tormento que supone contratar una de ellas), se ha dispuesto salpimentar la vida marital de sus compatriotas con una sugerente campaña que echa raíces en el Kama Sutra (aunque en versión hipotecaria por supuesto).

Rubricada por la agencia Uncommon, la nueva campaña de Habito se aproxima al intrincadísimo lenguaje financiero asociado habitualmente a las hipotecas desde una perspectiva atrevida y sugerente a partes iguales con el último objetivo de reinventar el Kama Sutra. ¿El objetivo? Ayudar a quienes se embarcan en la compra de una vivienda y tienen, por ende, que solicitar una hipoteca a lidiar con la ansiedad y el estrés emanados del proceso.



Las ilustraciones que forman parte del singular Kama Sutra hipotecario de Habito y Uncommon llevan la firma de Nora Bar, una aclamada ilustradora y diseñadora gráfica nacida en Israel que diseñó la cubierta del último libro de Margaret Atwood: The Testaments.

Para emprender su nueva campaña (de carácter marcadamente disruptivo en un mercado, el financiero, habitualmente poco creativo publicitariamente hablando) Habito se basó en una investigación que da cuenta del impacto negativo que tienen al parecer las hipotecas en la libido de los británicos.

No en vano, el 9% de las parejas admite que contratar una hipoteca les estresa tantísimo que apenas practica sexo durante el proceso. Y el 6% va más allá y asegura que las hipotecas les llevan a dormir en habitaciones separadas.

Por otra parte, el 45% de las parejas propietarias de viviendas confiesa haber discutido durante el proceso (increíblemente extenuante) de pedir una hipoteca. Y una de cada cinco parejas llega al extremo de discutir al menos dos veces al día como consecuencia de las (frígidas) hipotecas.

Las preocupaciones derivadas del proceso de pedir una hipoteca llevan además al 27% de las parejas a estar de peor humor y al 12% a invertir menos tiempo en común.

Cabe destacar, por otro lado, que las mujeres están dos veces más predispuestas a preocuparse por las hipotecas que los hombres.

Mediante la campaña «Mortgage Kamasutra», que amalgama jerga hipotecaria y sexualidad, Habito quiere ayudar a los beneficiarios de hipotecas a recuperar la lujuria perdida en el dormitorio.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *